Categorías
Blog

Nos vemos

Es domingo 25 de octubre de 2020, por estas fechas suelen cambiar al horario de invierno, de hecho hoy son las 19:11, las 20:11 de ayer y es de noche cerrada. Con estas situaciones me suele entrar la melancolía, pero este Día del Señor en concreto me siento aún más épico. Podría hasta decir que se torna en tristeza, pero no pretendo que suenen violines. [YouTube / John Williams BSO La lista de Schindler / Violín Itzhak Perlman]

Lo que suena realmente es un saxo. [Clair de Lune por Kamasi Washington]

Yo había venido a dejar un registro, porque estamos en mitad de una pandemia mundial con más 3400 infectados en Andalucía y 977 en Granada. En las fauces ya de una segunda cuarentena —sí hubo una primera [Webcams, músicas y confinamientos]—.

Esta vez no es domiciliaria como en la primera que nos pegamos tres mesecitos, esta a priori es más light, es perimetral, es decir no podremos salir de nuestro municipio, pero sí de nuestras casas. Se aplicará en Granada y sus pueblos colindantes —y en otros lugares de España que lo precisen—.

Para que lo entendamos dentro de 10 años, acabo de venir de ver a mis padres desde Pulianas a mi piso de Granada y a partir de mañana no podré hacer lo mismo sin una causa debidamente justificada durante mínimo 14 días. También gozamos de toque de queda en toda España desde las 23:00 hasta las 6:00.

Tampoco podré hacerme una ruta Gravel atravesando un puñado de municipios hasta nueva orden, como he hecho exactamente hoy.

https://www.strava.com/activities/4241666145

Ha sido una ruta un poco caótica, no de las mejores en mi cabeza, aunque haya pasado por sitios espectaculares, no era lo que me imaginaba para la última ruta seria en dos semanas.

La última parte del Purche desde lejos, como duelen ahí las patas tras la bajadilla previa.

Echo de menos a la gente, echo de menos viajar libremente, echo de menos rodar sin esta paranoia social en la cabeza.

Cuando todo esto pase, los que puedan, afrontarán la vida de otra manera, con otra mirada, apreciando más momentos y lugares. Espero que respetando lo que somos y donde estamos.

Todo esto lo he escrito para mí: disfruta de cada minuto y de lo realmente importante.